8 nov. 2013

Pienso mucho..

    Lamentablemente soy de esas personas que se "auto deprimen", y no pasaron ni treinta segundos de lo que conté en la entrada anterior - literal - que ya estaba pensando de nuevo negativamente. Y pensaba que no, que el día no se completa solo con hacer sonreír a alguien, ni aunque sea a un completo extraño por casualidad, si no que también hace falta sonreír nosotros mismos, hacer algo bueno, hacer cada día eso que pospones desde hace mucho.  Y supe que eso debía hacer.


    Así que cuando un minuto después llegué a casa, a pesar que sabía que tenía mucha tarea y otros quehaceres, dediqué lo que me quedaba del día a mi mascota(una de ellas), porque se que ella mas que nadie se merece ese tiempo y mi atención. Porque a ella no le importa si nadie me sonrío hoy, si nadie me habló hoy, porque ella va siempre a hacer lo que sea para que esté feliz, al menos lo va a intentar ¿No?      
   

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Clic si quieres ver post de otros meses

Más Post.