21 dic. 2013

"Recordó que en cierta ocasión dijo que el amor no era medible, y ahora comprendía que ocurría lo mismo con el dolor. Éste podía intensificarse y acrecentarse más y más hasta hacerte creer que habías alcanzado el tope de resistencia, pero llegado a ese punto, se bifurcaba y se mezclaba con el de éstas; es decir, se agrandaba, pero, de algún modo, se volvía menos opresivo al compartirlo."
-Libro : Fuego de Kristin Cashore

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Clic si quieres ver post de otros meses

Más Post.